Gracias, gracias por lo que nunca me diste, gracias por todas las sonrisas que me sacaste sin ser nada, gracias por esas veces que te llore y necesite, gracias por nunca darte cuenta de lo bien que me hiciste alguna vez. Gracias por todo lo que no fue, hoy sigo intentando olvidarte, todavía no lo logro, pero se que voy a lograrlo, odio no poder saludarte, tratar de no mirarte, no dirigirte una palabra me mata, y acá estoy yo, destrozandome por dentro y mirándote con una sonrisa, porque como siempre, todas mis sonrisas son para vos. Te quiero sin limites y sin medida! 
No, no puedo, intente miles de veces, no te dejo de pensar ni un segundo, te necesito acá, cerca mio. No puedo seguir mirando de lejos, muriéndome de celos. "Espéralo, ya va a llegar" me dicen, odio esperar, no tengo la paciencia suficiente y menos con vos. Te odio por amarla a ella, pero te odio mas por no amarme a mi. Por que no te puedo tener? Por que cuesta tanto conseguir lo que uno quiere? Por que tenemos que pasar por tanta tristeza y dolor para al final poder ser un poco felices?
Como podes ser tan ciego como para no ver que la chica que esta enfrente tuyo te quiere más que a cualquier cosa.
''Y ella se acostó en su cama, mientras las lágrimas rodaban por sus mejillas. No podía haber nada que la calmara. Aunque era así todas las noches, pero esta vez se sentía acabada, rota, inútil. 
Y no te atrevas a decir que no has matado a nadie, porque esa noche la mataste a ella''
Miro, me duele, callo y sonrió.
Odio cuando me haces sentir así, tan insignificante, tan poco importante para vos. Odio quererte así. Odio que para vos sea tan fácil ignorarme y sacarme de tu mundo, como si no te importara..
Ese es mi problema, por eso no te busco, no te hablo, no te llamo, no te veo, aunque me muera de ganasY es que elegiste a tantas en lugar de a mi, que mi miedo al rechazo siempre me aleja de vos.

Menos que un amor, más que un amigo, y toda esa mierda.

Suelen ser tus labios el mejor lugar para estar.

La vida me está dando una sobredosis de verdades sin anestesia.
Ni siquiera sé si vale la pena, pero tengo ganas de probar si la suerte me va a acompañar.

Desfile chica inquieta, colección ELO invierno 2014.
Una de las partes más difíciles de la vida es decidir si alejarse o intentarlo un poco más.
Sabía que estaba mal, pero me sentía bien haciéndolo.
¿No hay nada que pueda hacer para que me quieras más que a ella?
Todos en algún momento esperamos que alguien haga algo por nosotros que en el fondo sabemos que nunca va a hacer.

El problema eran sus ojos, marrones… un marrón tan común. Pero me tenían loca y me robaban el sueño. Me sentía tonta por no poder quitar esos ojos de mi mente. Esos ojos marrones… esa mirada.

Abrí mi herida. Te extrañaba.

Te extraño cada día más, nunca menos.
Mil veces sentí deseos de tomarle la mano, y mil veces me quedé quieta, sin hacer nada. Estaba un poco confundida; Quería decirle que lo amaba, pero no sabia como empezar.